“El matrimonio es la unión entre hombre y mujer”: Evangélicos cubanos luchan contra las uniones gay

58

La Iglesia Evangélica de Cuba está buscando la manera de evitar que se apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país.

“La propuesta del matrimonio igualitario, producto de la ideología de género, es totalmente incompatible con la historia, con los valores culturales y el pensamiento de los padres de nuestra patria”, dijo el pastor Lester Fernández, de la Iglesia Metodista de La Habana, desde el púlpito, según AFP.

Líderes de unas 20 confesiones evangélicas se reunieron en uno de los salones de este templo con el objetivo de unir esfuerzos y así, proteger el concepto de la familia bíblica.

El presidente de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental, Dariel Llanes Quintana, advierte que, si el concepto de matrimonio es modificado en la Constitución, los evangélicos votarán en contra de todo el proyecto, informa AFP.

La propuesta de la Asamblea Nacional es modificar la Constitución Política e incluir como concepto de matrimonio la unión “entre dos personas”, y no solamente “entre un hombre y una mujer”, como dice su versión en vigor, de 1976.

Además, según informa AFP, se tiene planeado que haya reuniones ciudadanas para debatir el proyecto de la nueva Constitución que se darán hasta el 15 de noviembre. Luego se elaborará un texto final que será sometido a referéndum el 24 de febrero de 2019.

Tras ser hostilizados durante los primeros años del triunfo de la revolución cubana, el gobierno inició hace más de una década una campaña de inclusión, promovida por la diputada Mariela Castro, hija del expresidente Raúl Castro.

“Yo estoy de acuerdo”, ha dicho el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel. “Reconocer al matrimonio entre personas, sin limitaciones, responde a un problema de eliminar cualquier tipo de discriminación en la sociedad”, añadió.

Pese a las posiciones del mandatario, los evangélicos siguen firmes en sus principios.

“El matrimonio es la unión entre hombre y mujer. Fue instituido por nuestro señor Jesucristo para procrear la raza humana”, dijo Moisés Sánchez, otro pastor evangélico, de 24 años.

Pero aclara: “El que pensemos diferente no nos hace homofóbicos ni intolerantes (…) Amamos a los homosexuales, lesbianas, lo que no estamos de acuerdo es en su manera de pensar”.

“Esto no es una guerra entre cristianos y homosexuales. Se trata de que los cristianos y una gran parte que no lo son defienden que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”, concluyó a la AFP.